Noticias

Guiichi, universos con realidades trastocadas y entrelazadas

Elvia Alaniz Ontiveros

Guiichi, ópera prima de Edgar Omar Avilés es una novela que recoge no sólo el legado fantástico, sino que incorpora un toque mágico al narrar varias historias que suceden a través del tiempo con un personaje central que da título a la historia. Esta obra será presentada hoy miércoles 8 de octubre, a las 19 horas, en la Sala Adamo Boari del Palacio de bellas Artes. Participarán Alberto Chimal, Bernardo Fernández (BEF), Ariel Hernández y el autor.

En Guiichi Avilés plantea distintas épocas, cada una con sus peculiaridades y en cada una de las cuales el personaje principal, aparece en distintos lugares del tiempo, y más allá de eso. Incluso pareciera que lo hace en distintas realidades, mismas que se ven cohesionadas y entrelazadas por la presencia de ciertos elementos recurrentes que rigen de una o de otra manera las leyes de cada tiempo.

Estos elementos son el Vudú Cósmico, la Viruela Negra y la guerra, que no sólo es entre humanos sino que ahora los participantes que toman parte en ella son los robots y los humanos-robots. Todo lo anterior se encuentra enmarcado por la magia y por la conciencia del caos existente en la tierra tanto en épocas pasadas –que se remontan a 1821– como en un futuro bastante lejano –en el año 2790.

El autor parte de la idea de que la realidad es aquello que aún está por construirse; sin embargo, enfatiza en el hecho de que las más mínimas acciones de una persona en un tiempo determinado tienen una forzosa repercusión en algún otro momento. Es por eso que Guiichi siempre aparece de manera distinta y tiene también una función diferente dentro de los universos que aparecen como realidades trastocadas y entrelazadas gracias a una fuerza más allá de la comprensión.

El lector conocerá a Guiichi, primero desde el punto de vista de su madre, quien trata de sacarlo de un estado de zombi, al que accidentalmente ella misma lo llevó; luego vemos a Guiichi como un viejo que, a cambio de un real por persona, ofrece el espectáculo de la resurrección. En el futuro más lejano, Guiichi acompañará la travesía de unos niños que, perdidos en el bosque, buscan destruir un microprocesador para alcanzar su libertad; más adelante, estará huyendo de la guerra entre fantasmas humanos y robots y conversando con su niño-fantasma Li-Po. Finalmente, Guiichi será el zar del Mundo de Papel y deberá encontrar la manera de que su pueblo deje de morir desdoblándose.

Esta novela podría parecer, en principio, una serie de cuentos segmentados, pues en apariencia no existe un punto de cohesión. Sin embargo, es importante asumir que la cohesión de estos se va dando paulatinamente y que para leer a Avilés es necesario situarse en otro plano de la realidad en donde el vudú hecho en Haití está íntimamente ligado con la invasión nazi y en donde un zar ruso gobierna un reino en el que sus sabios, hechos de papel, mueven meteoritos para regresar a su estabilidad.

Edgar Omar Avilés (Morelia, 1980) es egresado de la licenciatura en comunicación social por la UAM-X y forma parte de la generación XXIX de la Escuela de Escritores de la SOGEM. Desde 1997 su voz narrativa comienza a destacarse: en ese año gana el primer lugar estatal de cuento de los CETis y CBTis en Michoacán. Al año siguiente obtiene el primer lugar en el Concurso Exlibris de cuento breve 1998 y en 2002 gana el primer lugar en cuento breve del Certamen Nacional de la revista Punto de Partida 2002 (y Mención en 2003, 2004 y 2005).

ha sido merecedor de una gran cantidad de premios en los que destaca principalmente su talento como escritor de ficción y cuento breve. Es mediante los concursos de cuentos que el autor se ha dado a conocer. En 2007, recibe la condecoración al Mérito Juvenil Moreliano 2007 en la categoría Artístico-Cultural y en ese mismo año, la revista de literatura Viento en Vela, de la que es miembro del consejo editorial, gana la beca Edmundo Valadés para la edición de revistas independientes. Asimismo, Avilés ha colaborado en diversas revistas, suplementos y sitios de Internet.

Parte de su obra se encuentra compilada en las antologías Novísimas voces de la literatura mexicana (2005); Los mejores cuentos mexicanos (2005); Antología de Cuentos de Ciencia Ficción (2006); Cupido negro (2007) y Grageas. 100 cuentos breves de todo el mundo (2007).

“La noche es luz de un sol negro. Con esa luz vemos lo que realmente hay en el mundo: nada”, escribe Avilés en el cuento que a la vez da nombre a su primer libro, La noche es luz de un sol negro (2007). Este libro de cuentos contiene varios de aquellos que han ganado reconocimiento en diversos concursos. Por ejemplo, “Indocumentado” obtuvo el primer lugar en el premio Binacional México-Québec de cuento 2003 y fue seleccionado para formar parte de la publicación de los mejores cuentos mexicanos del año 2004; “La Ley” le valió el premio Punto de Partida y “Vida Extra” fue incluido en la antología Los mejores cuentos mexicanos 2005.

Marcial Fernández, editor de Ficticia y escritor, califica el estilo de Avilés como “una ficción de humor negro magistral”; Fabio Morábito dice al respecto de La noche es luz de un sol negro: “En los cuentos de este libro amargo e irreverente, Edgar Omar Avilés, con un estilo pulcro que sorprende por su madurez, se ríe de la ilusión de que la vida guarde un fondo de orden, razón y coherencia, y en sus páginas de corte fantástico asistimos a una suerte de limpieza de cañería profunda, de desmantelamiento de aquellas ilusiones que, sustentando gran parte de nuestra vida racional y afectiva, la empobrecen y la falsean”.

Avilés estudia actualmente la maestría en filosofía de la cultura en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y acaba de publicar su primera novela, Guiichi.


<-- Anterior   |   Regresar   |   Siguiente -->

Home | Fondos editoriales estatales | Fondos editoriales universitarios | Editoriales del interior | Quienes somos | Contacto | Enlaces
Excentricaonline.com - Derechos Reservados ® 2006   Powered by: XpressionXtreme