Noticias

La urna y otras historias de amor, de Felipe Garrido

Se reeditó en la centena
Ángel Trejo

En La urna Felipe Garrido cuenta la historia de una joven y bella viuda que por algún tiempo mantuvo a la vista de todos las cenizas de su marido muerto para rendirle culto amoroso, para mantener explícito su respetuoso luto, preservarse de la mirada lujuriosa de otros hombres de la casa y quizás también para ocultar una temprana relación de amor con el primo del difunto.

El relato, largo y sinuoso por su despliegue en distintos tiempos y planos espaciales, desborda en erotismo e intriga, especialmente cuando se dedica a describir a Irene, la hermosa viuda. Un ámbito familiar estrecho, integrado por el recuerdo de Julián, el joven esposo muerto; dos hermanos de éste, la madre, una tía y el primo del muerto, el feliz heredero de los encantos de Irene.

La urna de Garrido, escritor de agudos ojos y oído para los pequeños y grandes hechos domésticos, es lo mismo la cajita que guarda los restos incinerados de Julián, que el secreto encanto de Irene –entrevisto en sus bellas piernas, sus ojos “oscuros y luminosos” y su “cabellera negra y espesa que huele a clavo”- y aquel ambiente familiar de clase media alta urbana con ascendencias provincianas.

El texto, escrito en primera persona con la voz del primo-amante de Irene, comienza con estas frases: “Que la vida es una enfermedad pasajera lo aprendí desde niño. Me lo enseñaron no ruinas ni flores ni palabras ni ceniza, sino mi madre y sus cómplices, los peluqueros...”.

Uno de los párrafos intermedios de La urna dice: “Ha llegado el momento de abrir un paréntesis que cante, para el pasmo y la gloria de la humanidad giratoria, como alguna vez, me parece que en una primera comunión, dijo Manuel; un paréntesis que cante, digo, la belleza de las piernas de Irene. Y no es que en el círculo de su familia y de las amistades más cercanas no haya habido otras dignas de ser recordadas. Pero ningunas, y esto es opinión unánime, que puedan rivalizar con las de Irene”.

La urna y otras historias de amor fue impreso por primera vez en 1983 por la Universidad Veracruzana, en el año 2000 fue reeditado por el ISSSTE y ahora está siendo rescatado por el Conaculta y la Editorial Aldus en la colección La Centena. El tomo incluye seis relatos más: Vacaciones, El maquech, Cumpleaños, Tocata en gris, Soledad y Una carta.

Felipe Garrido (Guadalajara, Jalisco) es autor de los libros La Musa y el Garabato, La primera enseñanza, Tierra con memoria, Para leerte mejor, Mecanismos de la lectura y la formación de lectores, Tajín y los siete truenos, Racataplán y, entre otros, Lección de piano.

Es miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua, maestro de literatura en la UNAM y entre sus múltiples quehaceres literarios resalta la publicación de pequeños relatos en La Jornada Semanal.Es asimismo un reconocido traductor del inglés al español.

Entre los textos traducidos por Garrido figuran El camino a Eleusis y Teonanácatl, el hongo prodigioso, de Gordon Wasson; En los confines de la cristiandad, de Eugene H. Bolton y Quizás, de Lilian Hellman, por cuya traslación recibió el Premio Alfonso X.



<-- Anterior   |   Regresar   |   Siguiente -->

Home | Fondos editoriales estatales | Fondos editoriales universitarios | Editoriales del interior | Quienes somos | Contacto | Enlaces
Excentricaonline.com - Derechos Reservados ® 2006   Powered by: XpressionXtreme