CARTELERA

Actividades varias

Culturas Populares celebra el día de muertos

En el marco de la Tercera Semana Trinacional de Gastronomía y Cultura Mexicana, Estados Unidos y Canadá se sumarán al ritual de la festividad indígena a través de nuestra cocina.

La influencia de la cultura gastronómica mexicana en los Estados Unidos y parte de Canadá es una realidad; los números hablan por sí solos: ¡Hay cerca de 90 mil restaurantes mexicanos en la Unión Americana y alrededor de un millón de mexicanos trabajan en ellos!, afirmó el investigador y especialista en tradiciones y culturas populares de México, José Iturriaga.

Con motivo de la Tercera Semana Trinacional de Gastronomía y Cultura Mexicana –que inició el pasado sábado y concluye el 3 de noviembre simultáneamente en los tres países durante el Día de Muertos, festividad indígena que ha sido proclamada Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)–, destacó que propietarios, chefs y directivos de más de 150 restaurantes mexicanos participarán en una serie de actividades artísticas y culturales en torno a la gastronomía mexicana.

José Iturriaga aseveró que el objetivo de la difusión de nuestra cultura gastronómica entre la comunidad mexicana en el exterior, es fortalecer no sólo la gastronomía nacional, sino ubicarla como un aglutinador de la identidad de los mexicanos y, de paso, difundir y preservar nuestras tradiciones.

Al retomar el tema de los restaurantes de comida mexicana establecidos en el vecino país del norte, recalcó: “Hay que destacar que no son restaurantes que den especialmente atención a la población mexicana o de origen hispano. Sino que ya muchos anglosajones son clientes. De hecho, los mexicanos ya comen normalmente la comida mexicana en sus casas de los Estados Unidos”.

Hizo hincapié en que la penetración de nuestra comida en los paladares anglosajones es de la mayor trascendencia, es lo que está haciendo que evolucione. En cualquier supermercado de EU existe una sección de comida mexicana, y en algunas ciudades donde la población de compatriotas es alta, incluso hay tortillas calientes todo el día y se surten mediante camionetas cada hora en los lugares que se elaboran.

“No podemos comparar la penetración de nuestra cocina allá, con la penetración de la cocina de EU a nuestro país; sí hay en México una penetración de cadenas de comida fast-food sin ningún contenido cultural y, también hay que decirlo, sin contenido nutricional, como las hamburguesas y los hot dogs, para salir del paso y comer rápidamente cuando no hay tiempo para hacerlo, como debe ser, con calma”.

Agregó el investigador que no hay ningún peligro en México de que nuestra comida sea avasallada por la cocina que proviene de EU, porque además tiene otro origen: la hamburguesa viene de Hamburgo, los hot dogs, similares al frank burguer, son de Frankfort, Alemania, así que no existe la cocina estadunidense.

“Una cocina como la mexicana, con una cultura enorme atrás, está penetrando muchísimo en EU. “¿Ustedes creen que en México haya 90 mil restaurantes de EU? De los 106 millones de mexicanos, probablemente 50 millones jamás han comido una hamburguesa, una pizza o un hot dog, la otra mitad quizá las han probado pero no las comen habitualmente”.

José Iturriaga concluyó: “La penetración de este tipo de comida chatarra, en serie o fast-food, se da en las clases medias en las que los padres son jalados por sus hijos menores, porque en realidad los niños son las víctimas más indefensas de la brutal mercadotecnia de ese tipo de negocios. Los niños no se sienten atraídos por el alimento chatarra sino en busca de la cajita feliz, el juguetito que le regalan”.

Finalmente, manifestó que Estados Unidos, Canadá y muchos otros países del mundo están muy interesados en nuestras tradiciones, sobre todo en nuestra cultura, incluida la gastronómica.

Exposiciones

Las múltiples culturas en el territorio mexicano obligan a pensar en las fiestas populares, las costumbres y creencias de cada región como piezas de un amplio mosaico. La celebración de Día de Muertos es una festividad nacional emblemática que se desarrolla en cada localidad según costumbres centenarias y que integra a la vez los ritos de los pueblos prehispánicos y la religiosidad cristiana.

Para ofrecer un panorama sobre el México indígena y mestizo en la tradición del Día de Muertos, el Museo de Culturas Populares preparó tres exposiciones que dan cuenta de las formas diversas en que se recuerda a los difuntos a lo largo del país. Tiene prevista además una expoventa artesanal y gastronómica, así como un programa de conciertos, talleres y narraciones orales para el disfrute de los vivos, pero en memoria de los que se marcharon para siempre.

En las tres salas del recinto se exhiben igual número de exposiciones. Cuando la muerte se acerca ofrece un panorama sobre la tradición del Día de Muertos en las culturas del norte del país; por su parte, Fiesta de la muerte reúne los trabajos de cartonería de la colección del Museo. De excepcional interés es La muerte niña, exposición de fotográfica con retratos familiares en los que figuran sus infantes difuntos.

La exposición y venta de artesanías incluye las muy conocidas calaveritas de azúcar, pan de muerto, incienso, objetos tradicionales de ofrenda, además de platillos de la temporada como el dulce de calabaza, tamales y atole.

La banda mixteca Tierra de sol interpretará un repertorio de música regional con dedicatoria a los residentes del Mictlán. El concierto se titula Música para acompañar a los muertos y es el primero de una serie de tres espectáculos musicales en el Patio Jacarandas del Museo. La cita es el 4 de noviembre a las 18 horas.

Se presentará también Narraciones nocturnas. Benjamín Briceño, intérprete con elevadas dotes histriónicas los días 1 y 2 de noviembre, de 20:00 a 21:00 horas.

Con un cariz más ilustrativo sobre las costumbres populares, el Museo tendrá a disposición de los interesados un programa de visitas guiadas por las ofrendas mestizas e indígenas los días 30 y 31 de octubre. Para saber a qué hora bajan a cenar los muertos o por qué se coloca pan en las ofrendas, una visita es ampliamente recomendable.

Las festividades indígenas dedicadas a los muertos fueron reconocidas internacionalmente por la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 2003, como “Obra maestra del patrimonio oral e intangible de la humanidad”. Asimismo, son parte de una identidad nacional y memoria histórica que merece perdurar. El Museo Nacional de Culturas Populares se ubica en Av. Hidalgo 289, colonia del Carmen, Coyoacán.

Con información de Alfredo Camacho y Héctor Campio, prensa de Conaculta


Home | Fondos editoriales estatales | Fondos editoriales universitarios | Editoriales del interior | Quienes somos | Contacto | Enlaces
Excentricaonline.com - Derechos Reservados ® 2006   Powered by: XpressionXtreme