Guillermo Tovar

Cuarto Festival Internacional de Poesía ZacatecasLas artes, en sus diversas manifestaciones, han retratado a quienes con sus ideales marcaron los diversos periodos, críticos en algunos casos y bienaventurados en otros, del México contemporáneo. La fotógrafa Gabriela Bautista es quien a través de la lente, desnuda estos personajes, principalmente escritores mexicanos y en especial poetas, y los traspola a campos de la estética, donde permite ver más allá de los rostros para proponer un diálogo con los espectadores de la exposición De miradas miradas: Sólo puros poetas.

 

Este amplio abanico de retratos, que se exhibe en el vestíbulo de la Cineteca de Zacatecas del Centro Cultural Ciudadela del Arte, busca ser un mural amplio de la literatura contemporánea mexicana. En este albún convergen escritores que han transitado por la gestión cultural hasta la celosa labor editorial, académica y artística como: Víctor Roura, José Ángel Leyva, marco Antonnio Campos, José María Espinasa y Miguel Ángel Muños por ejemplo.

 

Aunque la mirada de estos personajes es una característica de los retratos, el contexto laboral incluso intimista hermana al espectador con José Luis Rivas, Jorge Ruiz Dueñas, Rosina Conde, Jorge Valdés Díaz Vélez, Eduardo Casar, Sergio Mondragón, Carlos Montemayor, entre muchos más, y los hace complices de la mirada que compartieron en un principio con la fotógrafa.

 

De Miradas miradas: Sólo (puros) poetasA decir del narrador David Ojeda, quien presentó al lado de Bautista De Miradas miradas…, en la cultura de occidente “abundan retratos que han aspirado a reflejar y volver memorable el aspecto y la personalidad de muchos escritores”, aunque muchos de sus testimonios han sido resultado de la casualidad. Sin embargo la labor de la fotógrafa “da prueba de una tarea bien sustentada, de estudios rigurosos, de una sencibilidad llena de finura y de la querencia hacia quienes hacen del ejercicio de la palabra un modo de estancia e interacción con los demás”.

 

Consideró que la exposición reune el gesto de personajes de los que “sólo se conoce su obra, su capacidad verbal y su voluntad creadora”. Busca, dijo, conseguir que la escencia de una mirada sea su principal cometido pero también llevarnos a sentir y entender algo más que una expresión o un gesto.

 

Respecto a la labor de Bautista, señaló que conoce el secreto que todo retratista debe dominar para trascender la técnica e instalarse en el dominio de la creación artística. Además que su trabajo se suma al de personajes que han trascendido en la plástica. “Sus ojos tras el lente han cumplido un acto generoso, ser la mediación entre la mirada impresa de un escritor con nombre y con obra, y la mirada de un espectador casual que esta noche podrá asomarse con curiosidad o asombro a la vida de un autor que transcurrio entre los siglos y con sus ojos da prueba de lo que es la inteligencia ponderada en la palabra”.

 

“Estoy seguro que ante los rostros aquí expuestos, esa inquietud se apoderará de nosotros y luego como todo hecho estético está nos conducirá ya a la disecciones y repuestas asediadas por Gabriela Bautista con sus dudas, las del artista en general y de los autores en particular”.

Be Sociable, Share!





Comentarios cerrados.

blank