Guillermo Tovar

El antisemitismo en la ideología de la revolución mexicanaRaza, racismo pero fundamentalmente racialización, como objeto de la naturalización de las diferencias, a decir del investigador Claudio Lomnitz, son los ejes que trazan la historiografía de su más reciente ensayo, El antisemitismo y la ideología de la revolución mexicana (FCE, 2010).

 

La rebelión anti-reeleccionista, el naciente Nacionalismo Revolucionario y las relaciones de poder entre las élites dominantes, aunada la dominación ideológica del clero católico suscitó en el México del siglo XX la estigmatización de una fracción de la sociedad, los científicos, miembros de la Unión Liberal surgida del discurso de Justo Sierra para la tercera campaña de reelección porfiriana y denominados así por ser la primera generación educada para la ciencia y el progreso en las escuelas positivistas de la época.

 

Antisemitismo en la ideología de la revolución mexicana

Porfirio Díaz

En este tenor el ensayo que plantea Lomnitz en torno a este grupo, explica las etapas de la consolidación del odio contra los científicos, sus relaciones con el gobernador en turno, su destacada inteligencia y su posición como industriales y financieros, condición que los signó como traidores a la patria por vender el país a extranjeros.

 

Para Héctor Aguilar Camín, quien presentó la obra al lado de Fernando Escalante y el autor, el estereotipo de antisemitismo sin judíos en una sociedad en cambio acelerada, “sataniza la condición de un grupo y propicia el odio”, aunque no se define como un grupo con participación política, ideológica o con propiedades. Mientras que en torno a la revolución mexicana, “un movimiento armado violento sin ideología clara”, encuentra un referente que le permite construir un enemigo.

 

Así el capitalismo, explotación, cosmopolitismo, los intelectuales y la pretensión de ser científicos, se generalizó en el país bajo la estirpe tecnócrata, fundada en el binomio ideas-poder, en contraste con su posición como conspiradores, traicioneros y usurpadores, “hasta volverse pilar de la ideología del Nacionalismo Revolucionario”.

 

Antisemitismo en la ideología de las revolución mexicana

Revolución mexicana

“El desarrollo porfiriano es interrumpido por un movimiento de profunda carga violenta popular que se hubiera beneficiado mucho con el viejo régimen porfiriano y aplazado por una nueva clase burocrática de calidad mundial”. El director de la revista Nexos, invitó a los lectores a reflexionar sobre “qué pasó con ese momento, qué esta pasando con ese momento y la necesidad de traer desde hace quince años un nuevo nacionalismo”.

 

Por su parte Escalante remontó la etapa del régimen revolucionario que excluía el racismo por la condición de los mexicanos como mestizos, la raza nacional; sin embargo sí había distinción racial entre la aristocracia, indígenas y esclavos chinos, por ejemplo, además de la generalizada judeofobia del catolicismo que coincidió con el semitismo europeo.

 

Escalante coincidió con Camín y como lo establece al autor en el libro, al decir que “el antisemitismo se fundó como el cosmopolitismo y antinacionalismo, cimiento ideológico y argumento de la revolución mexicana”.

 

Agregó que el antisemitismo como “causa última de la revolución mexicana en contra de los poderosos, dejo a salvo al resto de la clase política, al presidente y parte de los revolucionarios”, pero signó a los científicos como judíos traidores y falsos nacionales.

Be Sociable, Share!





Comentarios cerrados.

blank