Retos del AGN ante la consolidación democráticaGuillermo Tovar

La directora general del Archivo General de la Nación , doctora Aurora Gómez Galvarriato, declaró durante la charla “Los retos de AGN ante la consolidación de la democracia” que se llevó a cabo en el auditorio Fernando de Alva Ixtlilxóchitl de la institución, que el AGN se enfrenta a cambios legislativos “en los que la consolidación de la democracia se enfrenta al proceso de rendición de cuentas, por eso “nuestra misión” tiene que ver la transparencia.

Asimismo señaló que algunos de los retos que enfrenta el AGN serán resueltos por la fortaleza de la institución. Entre las tareas con que el archivo contribuye a la transparencia, es –en una primera parte- la recuperación, preservación y difusión de la memoria histórica del país.

Consideró que el antecedente de la rendición de cuentas y transparencia se remite al Archivo Público y General de la Nación, organizado por Lucas Alamán en 1823, antecedente también del “primer paso de acceso a la información pública”. En rango de importancia y de resguardo de documentos, calificó al AGN como “uno de los archivos con el acervo más antiguo del mundo, pues algunos de sus documentos datan del siglo XVI, hecho que lo sitúa al lado de colecciones como las del archivo de Indias en España.

Retos del AGN ante la consolidación democrática

Galvarriato, dijo que gracias a las medidas que se han tomado para la preservación, organización y clasificación de los documentos con que cuenta el archivo, son algunas de las herramientas que coadyuvan “para una gestión pública, transparencia y rendición de cuentas mejor”. Estos elementos equiparan al AGN ante archivos como el de Costa Rica y Colombia “unos de los países con archivos mejor organizados y con la tradición más amplia de democracia”.

Aunque ya se ha trabajó en materia de organización, clasificación y restauración, son muchos los retos que actualmente enfrenta el AGN: recuperar, ordenar, describir, conservar, digitalizar y difundir son algunas de la actividades que faltan por concretar y que se suman a factores como la labor de “capacitación y valoración de los recursos humanos, una cuestión de fortaleza legal y otra de apoyo con los recursos materiales. Todo esto aunado al razonamiento de la preservación de los documentos electrónicos que en la actualidad representan la más importante herramienta de preservación”.

Durante su intervención, la directora del AGN presentó una serie de láminas con las que explicó las etapas en que se está dando mantenimiento al edificio además de la construcción de un nuevo edifico para futuros acervos y el fácil acceso de los usuarios a estos. Las etapas de remodelación del AGN son dos: la primera incluye la restauración de la fachada del antiguo edificio del Palacio de Lecumberri, la adecuación de un auditorio, librería , comedor, cocina y servicios; mientras que en la segunda etapa se considera la construcción de un nuevo edificio en el área donde se encontraba el Registro Nacional de Población (Renapo).

Retos y compromisos del AGN

Retos del AGN ante la consolidación democrática

Por su parte la Comisionada para el Desarrollo Político de la Segob , Blanca Heredia Rubio, quien estuvo acompañada por Jacqueline Peschard Mariscal, Comisionada Presidenta del IFAI; Mauricio Merino Huerta, Politólogo y la directora general de la asociación civil Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas (ADABI), María Stella González Cícero, congratuló la labor que ha desarrollado Gómez Galvarriato, “por la dirección y emprendimiento de diversos de los proyectos que hoy le dan una nueva cara al Archivo General de la Nación”.

Reflexionó que la importancia del proyecto de remodelación del AGN radica en un primer plano en el rebosamiento del recinto. Consideró de mayor importancia “el proyecto de remodelación institucional y político que ocupa el Archivo General de la Nación”, por ser el órgano rector de la archivística nacional. “Este a mi juicio es uno de los proyectos que México necesita, de los que sirven para construir un país mejor y vale la pena porque preserva nuestra memoria lejana pero también la que se esta escribiendo de cerca” concluyó.

Para Stella Cícero, quien ha luchado por la preservación de los documentos desde la asociación que comanda y anteriormente desde la dirección del AGN, la responsabilidad de la institución tiene que ver con “ser el centro y la cabeza de la archivística federal, aunque este reto nos pertenece a todos porque los vivimos todos los días”. Vislumbró que los principales retos que enfrentan los archivos radica en la desigualdad de apoyos, “ya que hay que cuentan con toda clase de apoyos mientras que otros se encuentran abandonados y se desconoce el acervo que resguardan”.

Además de la capacitación “que anteriormente se hacía de manera informal a base de aprender el oficio y otras veces mediante la especialización académica. La disparidad de formación del personal prevalecía en todos los archivos de México”. Los progresos de la transformación del AGN, iniciaron con formar archivistas “sobre las rodillas, porque éramos un grupo de historiadores con ánimos de cambiar el archivo pero con conocimientos; lo que aprendíamos lo tratábamos de poner en practica”.

Durante se gestión a cargo del AGN, dijo, luchó para que la institución figurara ante la Ley de Transparencia porque “no nos habían tomado en cuenta”. Rememoró que la institución desde 1977 sufrió un cambio inverso, “porque el archivo era un archivo histórico para los investigadores, sobre todo extranjeros, y no contaba con otra función ni sabia que sucedía con otros archivos de todo el país”.

La generación que, con sus colaboraciones, forjó la época de oro del AGN, trabajó con los archivos administrativos de la federación. También se hizo la invitación a todos los archivos históricos del país y “se creo por voluntad propia el Sistema Nacional de Archivos que fue criticado por no contar con un esquema, leyes y porque no había el compromiso institucional de quienes constituían y formaban los archivos de México; el resultado de todo esto fue que los archivo comenzaran a tener presencia dentro del esquema organizacional de la administración pública”.

Destacó que la importancia de tener los archivos organizados contribuye al proceso de democracia y su consolidación, además, permite a los ciudadanos acercarse y obtener toda la información que requieren para ejercer el ejercicio democrático. “Nuestra historia es federal, no es una historia nacional. El día que tengamos todos los archivos dispuestos para la investigación podemos decir que es propicio realizar una historia nacional”.

Transparencia y acceso a la información pública

Retos del AGN ante la concolidación democrática

A decir de Peschard Mariscal, la labor de acceso a la información pública y el papel de los archivos en el sistema democrático, responde a la idea de que “todos nuestros derechos se ejercen de manera cabal si los conocemos”. Por lo tanto, mencionó, el derecho al acceso a la información pública, es el “acceso a los documentos de carácter público y sus formatos”. Entre los desafíos del AGN ante la consolidación de la democracia, destacó que “el reto de los archivos nacionales será el de ordenar el presente y preservar nuestro pasado para orientar nuestro futuro porque sin el reconocimiento de nuestro pasado difícilmente podamos reconocer el futuro”.

Aseguró que el público tiene el derecho a consultar el registro documental y gubernamental para que se ejerza el derecho a la información. Por lo tanto “la información es una llave para ejercer distintos derechos, no sólo el derecho para el acceso a la información; en la medida en que uno esta bien informado tiene un mejor equipo para emprender el derecho de información, de la libre asociación, el ejercicio del voto, todos nuestros derechos son derechos que se ejercen de manera cabal si tenemos suficiente información para saber cuales son nuestros derechos y nuestras obligaciones” agregó.

Respecto a la información agregó, “está determinada por los niveles de información a los que accede un población son lo mismos niveles que propician la democracia, es decir, a más y mejor información, más y mejor consolidada la democracia”. En este punto la importancia de lo archivos como custodios de los documentos de la administración publica consiste en conservar y difundir estos acervos, mientras que los entes de gobierno deben documentar sus acciones públicas para que el derecho de acceso a la información se ejerza de manera efectiva.

Consideró que “el derecho de acceso a la información se refiere al momento en que se consulta la información contenida en documentos cualquiera que sea su formato”, o en el momento en que se accede a la información a través de terceras personas como los medios de comunicación. Esto no quiere decir que la información relevante no esté a disposición de los ciudadanos.

Retos del AGN ante la consolidación democrática

“Con la entrada en vigencia de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental el 20 de febrero de 2004 se publicaron en el Diario Oficial de la Federación los lineamientos generales para la organización y conservación de los archivos de la dependencias y entidades de la administración pública y federal los cuales constituyeron un elemento innovador en la regulación y organización de los documentos gubernamentales al proponer un diseño institucional básico de los archivos de gobierno y establecer como obligación de las dependencias y entidades la elaboración de instrumentos de control y consulta archivística con base en las prácticas internacionales”.

Otro de los factores que intervienen e impiden la consolidación de la democracia, es la falta de interés que existe entre funcionarios públicos por forjar y organizar un repositorio de la administración pública. “Una de la dificultades en la investigación en el área de políticas públicas, radica en la falta de interés del personal que trabaja en entes públicos del país. A muchos funcionarios les molesta el acceso a la información pública pero no por la entrega de los documentos, sino porque el registro de información no es parte de las prácticas burocráticas, se producen informes pero no información” puntualizó Merino.

“La falta de acervos que contengan documentos como créditos fiscales, comprobantes de gastos o un historial de proveedores”, consideró, son lagunas de los documentos que deberían ser archivados para poder concretar y esclarecer el acceso a la información publica. Esta situación, entre otras, se comparan por la “falta de una cultura de la información. El derecho a la información no es parte de la cultura de nuestro país.

Añadió “no es lo mismo escribir el reporte adecuado para formar procedimientos o expedientes, que producir información cotidiana que por una parte se va depositando en los archivos mientras que en el segundo caso esos reportes al cabo de un tiempo son destruidos”. Con la falta de archivos sólidos en la administración pública, se pierde parte importante de información tan básica que coadyuvaría a consolidar la democracia, “el acceso a la información está siendo mitigado por la vida de los hechos”.

Be Sociable, Share!





Comentarios cerrados.

blank