Foto Carlos Monsiváis en su casaRedacción

Fotografía:Gabriela Bautista

En diversos medios informativos impresos se han publicado reflexiones sobre la importancia y la trascendencia del trabajo de Carlos Monsiváis. Traemos aquí un conjunto de textos del periódico La Jornada, diario del que Monsiváis fue fundador y que nunca dejó de ser su casa como lo muestra este reconocimiento de sus articulistas más sólidos. Esta semana mostraremos cómo fue la visión periodística en cada uno de los medios capitalinos diarios.

Así su entrañable amiga Elena Poniatowska se cuestiona respecto a quién dará y guiará con sus consejos a los ciudadanos, quién protegerá a los desprotegidos y a los grupos discriminados, quién enfrentará con sus criticas certeras a la clase política mexicana, quién auxiliará a todos aquellos animales desprotegidos y marginados.

Dice Poniatowska “¿Qué va hacer México, sin ti, Monsi?”, esta idea de la escritora se convierte en una denuncia, en un yo acuso a un periodismo con muy escasas figuras críticas, libres, autónomas que forman parte de los medios pero que no dependen de ellos.

Por su parte Carlos Bonfil define al también periodista como un “hombre cubierto todo él de hallazgos culturales que siempre comunicó con la misma voracidad y entusiasmo con que los descubría”. Es que en la semblanza que hace el articulista de Monsiváis, se sitúa al lado de él emparentados por “la militancia de izquierda y el gusto por las causas perdidas, el gusto infinito y siempre renovable de la cinefilia, el amor incondicional por los animales, el rechazo de las hipocresías religiosas y de las mezquindades políticas, el asombro de los viajes, el acopio de las conquistas sexuales y el resignado abandono de toda certidumbre en la materia”.

Lamenta que con la perdida de Monsiváis la izquierda se quede desamparada; abandono al que se suman figuras como Carlos Montemayor, Bolívar Echeverría, y el escritor y activista portugués José Saramago y que resienten principalmente “muchas causas justas que con ellos pierden a sus mejores abogados”. Bonfil sugiere retomar y tratar de abarcar las causas inabarcables que Monsiváis encabezaba.

A quien siempre se veía acompañado de un felino, el periodista José Cueli rememora la certeza da la escritura, una de las tantas virtudes de Monsiváis que con sus colaboraciones en la prensa nacional “aquello que conseguía revelar por el hecho de revelarlo en un hermetismo intencionado, cual si fuera el puño cerrado de un niño, gesto de los que se quería encubrir expresamente”.


¿Qué vamos a hacer sin ti, Monsi? Elena Poniatowska.

Carlos Monsiváis, una minoría inabarcable Carlos Bonfil.

Carlos Monsiváis intuitivo José Cueli

Be Sociable, Share!





Comentar

blank