hidalgo-wongGuillermo Tovar

Retrospectiva: Cuatro Décadas de Pintura, que compila más de 150 obras de la pintora y dibujante mexicana Lucile Wong, será inaugurada el próximo viernes 16 de abril a las 19 horas en el Cuartel del Arte (Plaza Aniceto Ortega. Ex convento de San Francisco) del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo.

La exposición cifra la trayectoria de Wong como pintora y dibujante que distingue a su obra por el perfeccionismo técnico y la elocuencia creativa, además de ser una artista creadora de espacios con especial estilo y formas, que permiten al espectador reinventar el paisaje a partir de elementos de tiempo, luz y color.

A decir de la directora general del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo, Lourdes Parga Mateos, “es muy gratificante haber propiciado la exposición más completa que Lucille ha montado a la fecha y que resume más de cuarenta años de labor ininterrumpida inmersa en el universo de la imagen, que no en el arte, pues primero estudió letras”.

“Tras decidir que la palabra no le era suficiente, Wong incursiona en las artes plásticas, realizando estudios en México y Europa, y a lo largo de su trayectoria utiliza distintas técnicas, que van de la pintura al óleo como tal, dibujo, grabado, la caligrafía oriental o sumi-e, hasta llegar a la combinación de recursos y materiales en una misma pieza”.

La muestra, que permanecerá hasta el próximo 15 de junio, busca recrear una atmósfera en la que los asistentes sientan lo que el maestro del haiku –variante de la poesía zen- Matsúo Basho (1644-1694) señalaba a propósito del acto de crear: “lo más sublime y lo más grande viene dejándolo salir sin más naturalmente”.

Las obras de esta mexicana por nacimiento y universal por vocación son una invitación constante para que al mirarlas el espíritu quede suspendido un instante, a causa de la contemplación de un elemento del entorno, o por una sensación o pensamiento instantáneo.

Por último Parga Mateos apuntó que “una muestra tan vasta y generosa nos permitirá reafirmar nuestra creencia en que en el momento estético de creación aparece una unidad total de la percepción del hombre con la naturaleza, y no sólo porque esta mujer se ha dedicado a poetizar visualmente con el paisaje sino porque al trabajar desnudos confronta al cuerpo mismo –manifestación diferente de la naturaleza, pero materia al fin con su propia esencia y expresión”.

Lucille Wong ha logrado verter su energía y personalidad sobre cada trabajo, sin importar propiamente su temática, ya sea un paisaje calmo, un animal en plenitud de movimientos, el retrato expresivo de una persona o formas vegetales que se prodigan.

Lucille Wong

Pintora y dibujante mexicana. Estudió dibujo, pintura, artes gráficas, caligrafía, sumi-e y técnicas y materiales en los talleres de Robin Bond, Guillermo Santi, Koyo Okamoto y Luis Nishizawa. En 1986, en Florencia, Italia, realizó cursos de fotografía artística, grabado en metal y desnudo, con los maestros Luciano Ricci y Roberto Ciabani. La formación de la maestra, incluye, también, la licenciatura en letras en la UNAM y la maestría en la universidad de Kent, Inglaterra (1974 – 1976). Complementariamente, tomó diversos cursos sobre cultura oriental en el Colegio de México. Esta doble formación ha ejercido influencia en el desarrollo de su obra, enriqueciendo los ciclos temáticos y la amplitud de su acercamiento al mundo.

En 1974 presentó su primera exposición individual. De entonces a nuestros días (2010) ha participado en más de 150 muestras colectivas en el país y en el extranjero y acumulado 36 exhibiciones personales. Esta actividad se ha desplegado en México, Estados Unidos, Canadá, Chile, Panamá, Francia, Italia, España, Suiza, Suecia y Japón. En 1991 realizó el mural Galope en silencio (1.75 x 4.70 metros. Tinta y metal sobre papel algodón) en la Unidad de Postgrado de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional. Siete piezas suyas fueron incorporadas a la Colección Maestros Contemporáneos promovida por Opus One Publishers (New York Graphic Society, 1994). Su obra se encuentra en diversas instituciones: Museo Contemporáneo de Arte de la UNAM, Centro Cultural “Vito Alessio Robles” de Saltillo, Coahuila, Instituto Nacional de la Nutrición “Salvador Zubirán”, Museo de la Escuela Nacional Preparatoria (San Ildefonso), Museo de Arte de Querétaro, Museo de Arte Moderno del Estado de México, Museo de Arte Contemporáneo Ateneo de Yucatán, entre otras.

En noviembre del 2000 la galería Las Campanas (Tlalpan, D.F.), en el marco de la exposición Rosas encendidas, presentó el disco compacto 37 formas de describir la luz editado por el Instituto Politécnico Nacional. El CD reúne los textos-poema escritos por la artista para complementar catálogos e invitaciones. Las diminutas formas revelan la otra fase de su actividad creadora, la simbiosis de la palabra con la imagen. El disco, fruto multidisciplinario, conjuga la voz de Santos Vergara, las Invenciones y preludios para piano de E. R. Blackaller, música virtual compuesta en el Digital Ensemble de Technics a partir de ciclos pictóricos de Lucille y, naturalmente, los poemas y las formas plásticas de la propia pintora. En 2003, en el Centro Cultural Vito Alessio Robles, de Saltillo, Coahuila presenta la muestra individual Perfume que queda.

En 2004 la UNAM publicó la Guía de murales que reúne parte de su tesoro artístico. En la obra se reproduce Galope en silencio y se incluye un texto crítico de Julieta Ortiz. En 2005, el Museo de Bellas Artes de Toluca presentó  Tiempo abrasado, una “magna exposición”, como la calificó Leonel Sánchez, ya que constituye “una visión plástica del volcán Xinantécatl, que majestuoso y desafiante palpita en cada pintura…en todas las obras de la colección queda impresa la majestuosidad de nuestra naturaleza”. En 2006, en septiembre, el Centro Cultural Vito Alessio Robles de Saltillo, Coahuila, ofrece la exposición individual   Desnudos  y publica el catálogo del mismo nombre con un ensayo de Javier Villarreal Lozano, director de la institución.

En enero del 2008 José Roquero de Teresa, director de artedemundo.com da a conocer, en el museo Franz Mayer de la Ciudad de México, el catálogo Lucille Wong: la mirada y la luz, una edición que, bajo su coordinación, reúne paisajes, desnudos, flores y una amplia colección de caballos, un tema emblemático de la artista. En octubre, también en la Ciudad de México, la galería Naxica inaugura la muestra De los espejos del tiempo. Más tarde, en noviembre del 2009, presentó Flores, desnudos, paisajes, en la P. M. Gallery de San José del Cabo, Baja California Sur. Dentro de la  actividad  cultural del Bicentenario, en enero del 2010, el Museo de Antropología de Xalapa exhibe la colección de desnudos: Una luz inasible.

Be Sociable, Share!





Comentarios cerrados.

blank