Republicanos en otro imperioElvia Alaniz Ontiveros
Republicanos en otro imperio. Viajeros mexicanos en Nueva York, compilado por Vicente Quirarte será presentado por José Iturriaga, Soledad Loaeza, Marco Antonio Campos y el autor el domingo 21 de marzo a las 12 horas en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes (Av. Juárez yEje Central Lázaro Cárdenas, Centro Histórico, ciudad de México).

Durante la presentación Helena de Haro, Juan Ignacio Aranda, Gilberto Pérez Gallardo y Guillermo Henry, dirigidos por Eduardo Ruiz Saviñón, darán lectura a fragmentos del volumen.

Pocos viajeros mexicanos en el siglo XIX mantuvieron una estancia demasiado prolongada en ciudades extranjeras; es frecuente pensar que el temperamento nacional se inclinaba por las travesías efímeras, quizá, entre algunas razones, por una constante añoranza de la patria. Asimismo, la gran mayoría de estos viajantes no tuvo la intención de escribir libros o bitácoras por lo que son escasos los testimonios que nos permitan revisar las diversas perspectivas de los viajeros mexicanos en París, Londres o Roma.

La importancia de Republicanos en otro Imperio. Viajeros mexicanos en Nueva York, (1830-1895), radica en que reúne textos literarios de algunos escritores, políticos o paseantes, que vivieron una temporada en esa ciudad en el siglo XIX.

Lorenzo de Zavala, Francisco Zarco, Francisco Bulnes, Alberto Bianchi, Guillermo Prieto, Jesús E. Valenzuela, Justo Sierra, entre otros escritores viajeros, revisan e intentan retratar e interpretar la personalidad de una gran ciudad a través de interesantes reflexiones, críticas y comparaciones de esa gran urbe que a finales del siglo XIX ya se vislumbraba como prototipo del cosmopolitismo y del progreso.

La mayoría de estos viajes fueron consecuencia de misiones diplomáticas, exilio o proselitismo político en el difícil y precario contexto social del México del XIX, es decir, fueron viajes “obligados”.

Las coincidencias que vivieron estos republicanos en funciones diplomáticas o de proselitismo político los hicieron inventar un mosaico de impresiones sumamente iluminador ya que al describir las situaciones culturales neoyorquinas, se leen entre líneas las ideologías y visiones del pensamiento mexicano liberal de la época.

De estas impresiones, surgen textos como En tierra yankee, donde Justo Sierra hace un recuento de los símbolos arquitectónicos y de la psicología de los neoyorquinos, justificando al final su falta de profundidad en algunas de sus reflexiones:

“…Acaso más tarde me sea dado intentar, después de un largo viaje algo lento, penetrar en busca del alma del coloso más allá de las facciones y de la epidermis”. (p. 511).

El estudio preliminar escrito por Vicente Quirarte, profundo conocedor de los hechos y las letras del siglo XIX, configura un interesante cuadro acerca de los motivos de viaje y de las diferentes miradas que modelaron esos viajeros en sus visitas y encuentros con Nueva York.

La capital del siglo XX también llamada “la Ciudad Imperio”, es el objeto de esta biografía, formada por textos decimonónicos que no habían sido reproducidos después de su primera edición, cada uno de ellos antecedido por una presentación que permite al lector conocer el contexto general del viajero, los viajes y las circunstancias personales en que se efectuaron.

Gabriela Medina, María Chávez, Adán Cruz, Cuauhtémoc Padilla, Isabel Rojano, Ana Rosa Suárez y Rosa María Talavera, participan en esta obra que permite recorrer, ahora, las calles neoyorquinas con los ojos de un viajero decimonónico.

Republicanos en otro imperio. Viajeros mexicanos en Nueva York cubre el periodo 1830-1895, y está integrado por escritos tan diversos como los 14 personajes que dan testimonio de sus amores y desamores, filias y fobias, andanzas y desventuras, en “la Ciudad Imperio”.

Be Sociable, Share!





Comentarios cerrados.

blank