Elvia Alaniz Ontiveros
El escritor mexicano Carlos Fuentes dictará la conferencia inaugural del encuentro literario “Algún día en cualquier parte. Bicentenario: Letras de Chile y México”, este domingo 21 a las 11:30 en el Salón de Actos de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.

En el encuentro literario del bicentenario de las independencias de México y Chile, organizado por la embajada de Chile y la Universidad Veracruzana, participarán 40 destacados historiadores, poetas y narradores chilenos y mexicanos.

Mesas redondas y lecturas de prosa y poesía con motivo de la conmemoración de los doscientos años de la Independencia de ambos países, son las actividades a desarrollarse durante el encuentro.

Carlos Fuentes (11 de noviembre de 1928) es uno de los escritores mexicanos más conocidos de finales del siglo XX, autor de novelas y ensayos, entre los que destacan Aura, La muerte de Artemio Cruz y Terra Nostra. Recibió el Premio Cervantes en 1987.

Carlos Fuentes nació en Panamá, donde su padre, el diplomático Rafael Fuentes Boettiger, estaba destinado; en los años siguientes vivió en Quito, Montevideo y Río de Janeiro. Estudió su enseñanza primaria en Washington D.C., Estados Unidos, ciudad a la que su padre llegó en 1934 como consejero de la embajada de México. Los veranos los pasa en ciudad de México, estudiando en escuelas para no perder el idioma y para aprender la historia de su país. Vivió en Santiago de Chile (1940-1944) y Buenos Aires en donde recibió la influencia de notables personalidades de la esfera cultural americana.

Llegó a México a los 16 años y entró en la Preparatoria en el Colegio México. Se inició como periodista colaborador de la revista Hoy. Obtuvo el primer lugar del concurso literario del Colegio Francés Morelos. En 1949 comienzó a estudiar Leyes, que abandonó pronto, y al año siguiente viajó a Europa donde realizó estudios de Derecho Internacional en la Universidad de Ginebra. De vuelta a México, reingresó en 1952 en la Facultad de Derecho de la UNAM.

En 1954 publicó su primer libro de cuentos, Los días enmascarados, en la colección de la revista Los Presentes. Al lado de Emmanuel Carballo, fundó y editó la Revista Mexicana de Literatura en 1956, y en 1960 El Espectador con Víctor González Olea y Enrique González Pedrero.

Carlos Fuentes describió en su novela La región más transparente el México de los años cuarenta y cincuenta, un país imaginario, una descripción que vuelve a hacer sobre el país en los años ochenta y noventa en Cristóbal Nonato.

Durante los años 1960 vivió en París, Venecia, Londres y la Ciudad de México. En el año 2001, su libro Aura (escrito en 1962) protagonizó un escándalo en la Ciudad de México debido a que una maestra de secundaria, Georgina Rábago, fue despedida al recomendar esta lectura a su grupo de estudiantes del Instituto Félix de Jesús Rougier, en el cual se encontraba la hija del entonces Secretario del Trabajo Carlos Abascal Carranza.

Durante los años setenta trabajó en el Instituto Woodrow Willson de Washington. Fuentes fue nombrado embajador de México ante Francia para el periodo 1972-1978, pero renunció en 1977 cuando el ex presidente de México Gustavo Díaz Ordaz señalado como autor de la masacre de estudiantes en Tlatelolco es nombrado embajador de México ante el Reino de España.

Hombre de compromiso político, ha alabado la figura de Fidel Castro y le ha puesto, en algunas ocasiones, reparos importantes. Ha elogiado también la apertura de Raúl Castro.

Actualmente es miembro de la Facultad de la Universidad de Brown. Le ha sido conferido, entre otros, el Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Essex en Colchester Reino Unido.

Gran aficionado al cine, ha escrito guiones para numerosas películas, como Las dos Elenas, filme corto basado en su cuento homónimo y dirigida en 1964 por José Luis Ibáñez (director de otra cinta, Las dos cautivas, también basada en una historia de Fuentes), El gallo de oro (1964, junto con Gabriel García Márquez y el director de la película Roberto Gavaldón), Un alma pura (1965), Tiempo de morir (1966, junto con Gabriel García Márquez), Pedro Páramo (1967), Ignacio (1975). El mexicano Juan Ibáñez rodó en 1965 Un alma pura y Sergio Olhovich Muñeca Reina (1972), ambas basadas relatos homónimos de Fuentes.

Su novela La cabeza de la hidra fue llevada al cine en 1981 por el director mexicano Paul Leduc con el título de Complot Petróleo: La cabeza de la hidra y guión del propio Fuentes. El argentino Luis Puenzo filmó en 1989 Gringo viejo. Filmó la serie televisiva El espejo enterrado, que se comienza a difundir en 1992 y sobre cuya base publica el libro homónimo.

Be Sociable, Share!





Comentarios cerrados.

blank