Foto y texto: Elvia Alaniz Ontiveros
Juan Farré, es uno de los directores, productores y guionistas más activos de cine en Monterrey. Con motivo del estreno de su más reciente producción fílmica Niño Fidencio.

De Roma a Espinazo que en 2008 obtuvo Mención Especial del Jurado (Documental Mexicano) en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara, excentricaonline.com sostuvo una entrevista con este cineasta regio. En ella Farré arroja luz no sólo sobre su cinta, sino que permite conocer de primera mano el estado actual del cine en Nuevo León, sus problemáticas y sus retos.

Estudió Ciencias Técnicas de Información en la Universidad Iberoamericana y tiene una especialización en producción por la Universidad de Berkeley. Su experiencia profesional siempre ha girado en torno a la producción de medios audiovisuales, principalmente televisión, video y cine. Su especialidad es el cine documental.

En 1993 funda Dominio Digital, empresa dedicada a la presentación de servicios de producción, renta de equipo y producción de contenidos. Para producir Niño Fidencio, contó con el apoyo de Conarte Nuevo León y el IMCINE.

Ha dirigido las series televisivas México Plural (1985) y Grandes maestros del arte popular (1988), es productor de Ojos apagados (2008) y director de Niño Fidencio. De Roma a Espinazo (2008)

¿Cuál es la temática de Niño Fidencio?
Niño Fidencio es un largometraje documental producto de la convocatoria de PROMOCINE de 2007. Aborda un personaje emblemático de la cultura del noreste que es el Niño Fidencio, que vivió entre 1928 y 38, en un poblado de Espinazo Nuevo León, del municipio de Mina y que por su forma de curar y atender a la gente creó todo un fenómeno.

Él estaba rodeado permanentemente de un campamento de miles 30, 40 mil personas. Mucha gente lo considera un santo, un curandero milagroso o simplemente un enviado, un mesías, a partir del cual se desprende una nueva religión: el fidencismo, La película trata más bien trata de su figura como personaje histórico, recuperando -con entrevistas a personas que lo conocieron en vida- lo que pudimos de su actuación, de cómo era, de su físico, del desarrollo de la religión fidencista a partir de su muerte.

Entrevistamos a líderes de esa iglesia y de otros grupos. No es una cosa que esté con un poder centralizado sino que cualquier persona que decide que Fidencio habla a través de él puede crear un grupo y cuando va a Espinazo, no se reúnen como en Roma, que están todos mirando al Papa; en Espinazo todo mundo va con su grupo hacen sus rituales, sus peregrinaciones, sobre todo en el extranjero donde hay un crecimiento enorme del fidencismo, yo lo considero casi como una meca porque la gente va a Espinazo en marzo y octubre a recuperar un poco de la identidad nacional, de estar en México, alrededor de un evento como este espiritual, de salud y también de diversión y de cturismo de culto. En Espinazo se reúne mucha gente.

¿Cómo fue el proceso de creación del personaje?
-Tuvimos, el apoyo Philip Singer, un antropólogom chamanista, médico y curandero. Porque nos preguntamos si Fidencio curaba o no, lo cual es muy difícil de definir, porque hay quien afirma que a él lo curó, de un tumor, por ejemplo, pero al pedir algún estudio resulta que no existe tal. No se sabe si existía el tumor. En el documental no tratamos de defender el fidencismo ni atacarlo, sino que tratamos de verlo como un fenómeno de fe, de la necesidad de la gente de ser recibida en algún sitio. Espinazo, que tiene 450 habitantes, dos veces al año se transforma en un sitio para 140 mil personas, todas armonizadas en una actitud pacífica o entonada.

Éste es un tema controversial. Por eso el documental está hecho con base en entrevistas y todo el tiempo está ligada de manera armónica. Gente de posturas contrarias da una visión de lo que fue Fidencio o de lo que es hoy el fidencismo. Hemos tratado con mucho respeto esas opiniones para que el público, a su vez, participe y forme su propio criterio. Hay gente que afirma que es una nueva religión, una secta o una aberración, o una herejía, o que es la nueva Iglesia mexicana. Hay un encuentro de puntos de vista, pero todo es alrededor de la fe. Al principio de la película se tiene la descripción de Fidencio hecha por varias personas mayores, casi todas de más de 90 años (una tiene 104). Uno afirma que era alto, otro asegura que era bajito, o que era güero o moreno, o gordo, no, que era flaco, o que sus ojos eran grandes, y así…

El cine en Nuevo León

¿Cuál es el panorama actual del cine en Nuevo León?
-En Nuevo León hay muchísimas personas haciendo cine. Nada más para darnos una idea en el gremio de cineastas tenemos registrado en el padrón de CONARTE más de 170 personas de los que 60 estamos activos: produciendo, escribiendo, dirigiendo, fotografiando. Alrededor del 20% de la producción cinematográfica nacional se produce en Nuevo León y en mucho es gracias a que tenemos cosas que han sido fruto del trabajo de muchos años, de gestiones, un fideicomiso propio: FIDECINE, que creo que es el único estado que tiene un fideicomiso para el estímulo de la producción cinematográfica que es el PROMOCINE, que se liga con el IMCINE para darle realmente un impulso económico a las producciones.

De películas locales te puedo hablar de Inspiración, Siete días, Cumbia callera, yo voy a estrenar Niño Fidencio aquí en el DF el 23 de octubre. En el gremio no sólo buscamos para apoyo para producir, sino que estamos constantemente tomando cursos, participando en festivales, teniendo reuniones. Hay muchas escuelas de cine. Han crecido alrededor de 10 escuelas de cine. Mis tres hijos participaron en Niño Fidencio, la mayor como directora de fotografía, el que sigue fue el director y la tercera que está en la fotografía. Hay mucha actividad.

”El cine transforma a las personas”

¿Cuáles son las principales problemáticas a las que se enfrenta el cine en Nuevo León?
-Afortunadamente se pueden hacer películas con poco presupuesto. La dificultad más importante es la distribución, que claro afecta a todo el país. Nosotros desde el gremio estamos tratando de alentar un modelo en el que lasa salas digitales se conviertan en un micro negocio, en una micro empresa. Si nosotros los productores tenemos oferta de un producto interesante, entretenido, divertido, formativo o como le quieras llamar, que la gente esté dispuesta a pagar una cantidad por acudir, se va formar un círculo virtuoso, obviamente mucha gente no puede pagar lo que cuesta un cine de una sala comercial de 50 o más pesos, más lo que se paga por los dulces.

Si hacemos circuitos de cines donde la gente pague 10, 12 pesos y la exhibición sea de nuestros productos y lo multiplicamos porque tenemos simplemente 52 municipios, pues se va a crear no la alfombra roja de Hollywood, ni los millones derramados, pero sí gente que va a tener la exhibición, gente que va a vender las palomitas, gente que va a rentar las sillas; productores que vamos a recibir un ingreso aunque sea modesto pero que multiplicado puede ser interesante. Y que se va a ver el cine, porque el cine no nada más es entretenimiento y diversión, es desarrollo humano y económico. A través del cine se transforman las personas.

En Nuevo León hay muchas comunidades que ni siquiera han tenido la oportunidad de ver una película nunca en su vida, y cuando tú llegas con un proyector y ves las caras de las gentes de adultos y niños viendo cosas que a lo mejor para uno son ya muy trilladas: caricaturas, documentales, películas, te llenas de energía para seguir y continuar con esta idea de que el cine se tiene que ver para que exista.

La enseñanza cinematográfica

Sobre las escuelas que me comentaba de cine en Nuevo León, me gustaría saber ¿dónde se estudia?
-Las grandes escuelas empezando por el Tecnológico de Monterrey, la Universidad de Monterrey, la Universidad Regiomontana, todas han invertido últimamente en equipo de cine digital y de 16 mm para que en sus carreras de comunicación tengan las herramientas para hacer estas películas. También en escuelas pequeñas se organizan talleres, actualmente hay muco interés por esta formación.

La gente que quiera aprender alguna de las disciplinas del cine pues tiene la oportunidad a través de estos talleres o cursos, no necesariamente en las grandes escuelas de aprender cine y de hacer cine. Al mismo gremio nos preocupa, nosotros tenemos un presupuesto, una partida para traer a Monterrey guionistas, gente que nos hable de producción, de la carpeta de producción, que es el primer eslabón para crear un proyecto cinematográfico que pueda recabar dinero y luego las cosas técnicas: fotografía, sonido, iluminación, dirección de actores, en fin todo lo demás.

En caso de que Concaulta no cumpla su compromiso y se haga efectivo el recorte a IMCINE cuál sería el efecto para el cine en Nuevo León?
-De una manera grave, terrible porque este fideicomiso propio de FIDECINE que tenemos cuenta con fondos estatales y normalmente cuando lanzamos una convocatoria de producción -que ya viene una- de corto o de largo, IMCINE tradicionalmente ponía otro tanto de lo que poníamos nosotros. Si nosotros teníamos en el fideicomiso 2 mdp para un largo, IMCINE posponía otros 2mdp, además de todo el apoyo logístico, para participar en festivales, de seguimiento de proyecto, etcétera, para que quedara digno de festival. Este recorte nos va afectar porque también como te puedes imaginar los fondos del estado muchas veces dependen de lo que la federación le ha otorgado, si no la federación no otorga recursos, pues tampoco tendremos nosotros. Espero que no suceda, hay que trabajar, luchar, gestionar para que no solamente no se recorte, sino en la medida de lo posible se aumente. Porque es fuerte el impacto que tiene en la economía de la producción.

La distribución independiente, alternativa apara el cine mexicano

El cine hecho en Nuevo León ¿es aceptado por los propios neoleoneses?
-No se tiene una gran oportunidad. Si se llega a programar una película de ahí mismo (Nuevo León), no la anuncian, no le ponen el póster, en la taquilla no están enterados de lo que se va a exhibir y muchas veces hasta te pueden desalentar porque uno llega y dice oye quiero ver tal película y te dicen ‘es documental, es mexicana’ y así pasa. La respuesta está en la distribución independiente, los complejos son enormes negocios que están diseñados para eso, y creo que va a ser muy difícil que tengamos un espacio en esa línea,. Creo que se puede hacer una distribución paralela que no compite de ninguna manera, pero se da una alternativa, sobre todo porque hay mucha gente que no puede pagar los costos de una sala comercial.

La producción cinematográfica

¿Cuántas películas se hacen al año en Monterrey?
-Cuatro o cinco películas, largometrajes. Ahora está en proceso Seres de Ángel Mario Huerta que ya tuvo una ópera prima con Inspiración, que es donde él descubre a Bárbara Mori, antes de esa película Bárbara Mori era prácticamente conocida solamente por las telenovelas, ése es su lanzamiento en el cine. Siete días de Fernando Kalife en la que participan Jaime Camil y varios actores de primera.

También 180 grados, segunda película de Kalife. Hay otros dos documentales que están ahorita en proceso de la convocatoria de 2008, uno de Patricio Berna que se llama 11 onzas. Esas son las recientes y las que están en proceso. Aunque se han hecho El soldado, Fidencio, Cumbia callera de René Villarreal, Crepúsculo rojo. Aproximadamente son cuatro o cinco al año.

En México se hacen alrededor de 60, 70 entonces es un participación importante de Nuevo León. Yo le quiero decir a la gente que vaya al cine, porque lo que hay detrás no sólo hay un productor, un director o un cineasta, a veces hay cientos de gentes que participan en una película. En Nuevo León se acaba la película y justo cuando empiezan os créditos todo mundo sale como en estampida, nunca ven los créditos y le diría la gente que se queden a ver los créditos, porque además del productor y el director está el hijo, el papá o el hermano que fue el fotógrafo, el iluminador, el electricista, el chofer, el que llevó la comida, el que llevó el perrito entrenado. Toda esa gente a la que se le da trabajo, ahí está. Cuando se termina una obra, el reconocimiento es a través de los créditos.

La piratería

¿Cómo se vive la piratería en Nuevo León?
-Imagínate, ahorita ya hay versión pirata de Niño Fidencio. Generar una expectativa de recuperación económica a través de la venta del DVD es nula, la han matado. Yo creo que el Internet con otros sistemas de comercialización va a ser la alternativa para explorar en el futuro. Porque en el momento que sale tu película, 10 minutos después está copiada, es increíble. Lamentablemente sabemos que ahora también eso está en manos de las mafias del narco, y de todas estas gentes que nos están haciendo tanto daño y que ya controlan ese espacio también (el del cine).

¿Los cineastas han reflexionado sobre la manera en que se puede utilizar el internet para…
-Todavía es como muy elitista pensar en una distribución a nivel masivo, nacional en un pueblo que no tiene acceso a computadoras, pues es un poco utópico en este momento, pero la realidad es que los esfuerzos que se han hecho para distribuir y ver películas a través de Internet, tienen respuestas importantes. Creo que es una labor de muchos años, además de llevar a las comunidades la posibilidad no nada más de ver cine, sino a veces de participar en la producción de un documental o de algo en donde ellos interactúen y reciban además un beneficio.

Be Sociable, Share!

Páginas: 1 2






2 Comentarios

  1. #
    mar
    May 29th, 2010 at 9:53 pm

    HOLA SE VE INTERESANTE ESTA PELICULA FELICIDADES…..ME GUSTARIA TENERLA DONDE PUEDO COMPRAR EL DVD? HOJALA ME PUEDAN DAR UNA RESPUESTA….GRACIAS

    Responder
  2. #
    luis ibarra
    February 19th, 2010 at 9:43 am

    quiero comprar el dvd no lo he conseguido, alguien me puede ayudar? gracias.

    Responder

Comentar

blank